CABINAS DE FLUJO LAMINAR

Tipos de Cabina

CLASE I:  Son cabinas que funcionan de forma similar a una campana de humos. El aire penetra en la cabina por un mecanismo de presión negativa, es filtrado por Filtros HEPA (con una eficacia de 99,99% para partículas de 0,3 micras) y sale a la atmósfera libre de partículas. Estas cabinas no previenen la exposición por contacto de materiales peligrosos ni garantizan la protección del producto manipulado. Se utilizan para trabajar con agentes biológicos.

CLASE II: Son cabinas que protegen a los trabajadores de los materiales que están manipulando, pero también a protegen a los materiales de la contaminación ambiental. Se genera un flujo de aire vertical estéril que recorre el espacio de arriba abajo (flujo laminar vertical). En la mesa de trabajo existen dos rejillas de entradas de aire, una en la parte anterior y otra en la posterior, por donde penetra el aire descendente y el procedente de la estancia. Una parte de este aire será eliminado y otra parte recirculará sobre el área de trabajo. Este tipo de cabina tiene dos subtipos el tipo A y el B. En el tipo A, el aire recircula en un 70% y en el tipo B, el aire que recircula es solo del 30%, el resto es extraído.

CLASE III: En este tipo de cabinas el trabajador está totalmente separado del área de trabajo mediante una barrera (guantes de goma). El aire entra desde el exterior y es filtrado por los filtros HEPA. Suele haber dos filtros colocados en serie. Es el tipo de cabina que ofrece mayor protección al trabajador.

Características Técnicas

Las Cabinas de Flujo Laminar o de seguridad biológica se utilizan como un elemento fundamental para minimizar los riesgos. Podemos definir las Cabinas de Bio Seguridad “como cabinas proyectadas para ofrecer protección al usuario y al ambiente de los riesgos asociados al manejo de material infeccioso y otros materiales biológicos peligrosos, excluyendo materiales radiactivos, tóxicos y corrosivos,” proporcionada por la norma BS5726 de 1979 (British Standard 5726).

Uno de los riesgos más habituales en un laboratorio es el producido por los accidentes (salpicaduras, cortes, etc.) y también por la inhalación de aerosoles con capacidad infectiva o tóxica, por ejemplo. Para evitar la exposición de los trabajadores se puede actuar a tres niveles:

1) Control de material en la fuente de trabajo.

2) Medidas de protección colectiva para reducir el riesgo de un accidente.

3) Protección individual frente al contacto con materiales peligrosos (EPI).

 

Cabinas De Flujo Laminar

Consulta a nuestros técnicos

Cabinas De Flujo Laminar
Cabinas De Flujo Laminar